Como marcar la barba con navaja

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Barba

Hoja de afeitar

¿CÓMO CONSEGUIR EL CONTORNO DE BARBA ADECUADO? – FLEXIBLE Y VERSÁTIL Una barba bien perfilada tiene un aspecto ordenado y masculino, pero basta un desliz de la cuchilla para estropear la simetría. Aquí tienes algunos consejos para evitarlo.

LA HERRAMIENTA CORRECTA Y TU CREATIVIDAD SON LO ÚNICO QUE DETERMINA TU ASPECTO La regla básica es: las zonas con poco crecimiento deben estar bien afeitadas. Para que el contorno de la barba quede bien, los pelos del borde deben ser densos. Por eso, antes de recortarte la barba con la forma deseada, déjala crecer un par de semanas. Así te resultará más fácil ver por dónde quieres que vaya el contorno y el resultado será mejor. Mientras te crece la barba, utiliza un aceite para barba que te ayude a calmar los picores. ¿Listo para recortar?

CONTORNOS DE BARBA EN LAS MEJILLAS Para dar a tu barba completa o a tu barba de diseño los contornos adecuados, afeita una línea recta o una curva suave en los pelos de las mejillas entre las patillas y el bigote, y luego continúa la línea por encima de la barba en la barbilla.

CONTORNOS DE BARBA EN LA MENTÓN Un contorno de barba por debajo de las patillas, que comience unos 2 cm por debajo de la mandíbula, tiene un aspecto cuidado y limpio. Para afeitar el contorno hacia delante en una línea bastante recta, empieza en la nuez de Adán y afeita los pelos hasta una anchura de dos o tres dedos. El lugar y la intensidad del contorno dependen de ti. En general, las barbas pobladas sólo quedan bien si la zona de la garganta también tiene contornos claros y simétricos. Otro consejo: recórtate siempre la barba en seco, aunque utilices un cortabarbas. Un peine o cepillo para barba pone primero los pelos en forma y los prepara de forma consistente para la cuchilla.

Afeitarse la barba

Una barba bien cuidada presenta líneas definidas en las mejillas y el cuello. Las líneas de las mejillas van a lo largo de cada hueso de la mejilla, desde la parte inferior de la patilla hasta el borde del bigote. Las líneas del cuello van de oreja a oreja, por debajo de los huesos de la mandíbula y conectándose en el centro, justo encima de la nuez de Adán. Suena bastante sencillo, pero alinear la barba requiere un poco de trabajo. Una vez que sepas en qué puntos empezar y por dónde deben discurrir las líneas, podrás alinearlo todo fácilmente.

Resumen del artículo Para alinear la barba, tendrás que trazar una línea recta en las mejillas y afeitarte un escote despejado. En primer lugar, imagina una línea recta que vaya desde las patillas hasta el bigote a lo largo del pómulo. A continuación, recorta el pelo por encima de la línea con la maquinilla. Si quieres que la línea quede muy definida, redondea los puntos de transición entre las patillas y el bigote. Si no, redondea los puntos donde termina la barba para conseguir un aspecto más natural. En cuanto al escote, imagina una línea que va de una oreja a la otra. Localiza el punto medio de esta línea colocando 2 dedos justo por encima de la nuez de Adán. Afeita desde los dedos hacia abajo con la recortadora. Trabaja en ambas direcciones para eliminar todo el vello por debajo de la mandíbula. Por último, recorta una línea que vaya desde la parte posterior de la patilla más cercana a la oreja hasta la parte inferior de la barba. Si quieres consejos sobre cómo lavarte y peinarte la barba antes de recortarla, sigue leyendo.

Estilos de barba

Realidad: ninguna barba crece perfecta. Algunas barbas crecen de forma irregular. A otras les falta densidad y grosor. Estas imperfecciones de la barba son completamente normales, pero no todas son tan perdonables. Un ejemplo: una línea de barba descuidada.

Saber delinear la barba es fundamental para lucir un vello facial natural y cuidado. Y claro, un barbero podría definirte el escote y las líneas de las mejillas, pero ¿por qué no ahorrar tiempo y dinero haciéndolo tú mismo?

Los escotes de la barba pueden ser un poco complicados. Si es demasiado alto, parecerá antinatural y raro. Si es demasiado bajo, es posible que se te forme una barba de pescuezo y acabes formando parte de un desafortunado estereotipo de empollón que vive en un sótano.

El primer paso es dibujar los límites imaginarios del cuello, es decir, dónde empieza realmente la barba en el cuello. Coge dos dedos y colócalos (horizontalmente) sobre la nuez de Adán. Ese es el punto medio de tu escote, caballero. Completa la línea imaginaria curvándola hacia cada oreja en forma de «U» y ¡voilá! Ese es tu escote.

Moldeador de barba

Este artículo trata sobre el uso de una maquinilla de afeitar. Para la tira fina que se retira de la superficie de una pieza de madera mediante el cepillado, véase Cepillo (herramienta). Para el proceso de trabajo del metal, véase Perforación (trabajo del metal) § Afeitado.

El afeitado es la eliminación del vello mediante el uso de una maquinilla de afeitar o cualquier otro tipo de instrumento con hoja, para cortarlo hasta el nivel de la piel o de otro modo. El afeitado es la práctica más común entre los hombres para eliminar el vello facial y entre las mujeres para eliminar el vello de las piernas y las axilas. Se dice que un hombre está bien afeitado cuando se ha quitado completamente la barba[1].

Tanto los hombres como las mujeres se afeitan a veces el vello del pecho, el vello abdominal, el vello de las piernas, el vello de las axilas, el vello púbico o cualquier otro vello corporal[2] El afeitado de la cabeza es mucho más común entre los hombres. A menudo se asocia con prácticas religiosas, las fuerzas armadas y algunos deportes de competición como la natación, el atletismo y los deportes extremos. Históricamente, también se ha utilizado para humillar, castigar, purificar o mostrar sumisión a una autoridad[3]. En épocas más recientes, se ha utilizado para recaudar fondos, sobre todo para organizaciones de investigación del cáncer y organizaciones benéficas que atienden a enfermos de cáncer. A veces, los enfermos de cáncer también se afeitan el pelo de la cabeza cuando su tratamiento puede provocar la caída del cabello.